Oraciones adjetivas o de relativo

Articulos Recientes

Oraciones adjetivas o de relativo

 

1

INTRODUCCIÓN

Oraciones adjetivas

Clases de oraciones

 

Oraciones adjetivas o de relativo, oraciones subordinadas de relativo que hacen dentro de la oración compuesta la misma función que un adjetivo calificativo dentro de la oración simple: complementar a un sustantivo.

Reciben también el nombre de oraciones de relativo. Las oraciones de participio son también consideradas como oraciones adjetivas.

2

FORMA

Las oraciones adjetivas van introducidas por los pronombres relativos que, cual/es, quien, cuyo (-a, -os, -as) o por los adverbios relativos donde, como, cuanto (-a, -os, -as) y cuando. Estos nexos relacionantes se refieren y reproducen a un sustantivo anterior al que complementan, que recibe el nombre de antecedente. El relativo-posesivo cuyo concuerda con el sustantivo que le sigue, llamado consecuente, aunque toda la oración adjetiva que introduce complementa al antecedente:

Los atletas que están bien preparados consiguen medallas en los Juegos Olímpicos, en la que atletas es el antecedente del relativo que.
Estuve en el lugar donde ocurrió el accidente, en la que donde es el antecedente de la oración adjetiva donde ocurrió el accidente.
En aquella película cuyo título no recuerdo se tocaba esa canción, ahora película es el antecedente de cuyo, que concuerda con su consecuente, título, y de la oración adjetiva cuyo título no recuerdo.

El nexo (excepto cuyo), además de indicar que la oración que le sigue es subordinada, por ser un pronombre o un adverbio relativo, realiza dentro de su oración una función sintáctica concreta, la misma que haría en ella el sustantivo al que se refiere, su antecedente. Para reconocerla basta con cambiar el nexo relativo por el sustantivo o el sintagma nominal al que reproduzca y observar su función sintáctica. Cuyo funciona siempre como determinante del sustantivo con el que concuerda.

El perroque vi por la calle’ era un pastor alemán
que = el perro
el perro vi por la calle

Los nexos que y cual (con las variantes el cual, la cual, los cuales y las cuales) reproducen sustantivos referidos a personas, animales o cosas. Quien/es suele tener casi siempre un antecedente referido a personas o cosas personificadas. Cuyo no reproduce a su antecedente, simplemente se limita a concordar con el consecuente y ambos se relacionan semánticamente con el sustantivo anterior; su valor es posesivo. Los adverbios relativos son equivalentes a los pronombres relativos y también reproducen al antecedente que les precede, haciendo referencia al lugar, modo o tiempo, por lo que siempre funcionan como complemento circunstancial (véase Complementos).

La oración adjetiva se reconoce porque toda ella equivale a un adjetivo, aunque no siempre exista éste en español, o se puede sustituir por un participio: El chico que hace el reparto’ es mi amigo, que hace el reparto equivale a repartidor.

Cuando el relativo no lleva antecedente expreso y delante de él aparece un artículo, la oración adjetiva se sustantiva (véase Sustantivación) y desempeña las mismas funciones que un sustantivo en la oración simple. La oración adjetiva sustantivada se puede reconocer, además de por lo expuesto anteriormente, porque toda la oración puede sustituirse por un adjetivo que conserva delante el artículo.

Los ‘que llegaron a la meta primero’ fueron aclamados por el público, donde que llegaron a la meta primero equivale a primeros.

Al no existir antecedente, cuando se quiere saber la función que realiza el relativo dentro de su oración, habrá de cambiarla por un pronombre personal o demostrativo, que estará en relación con el artículo que vaya delante del relativo:

así, el artículo el más el relativo es sustituible por él o éste: El ‘que me regaló el disco’ es mi vecino, que = él
la más relativo, por ella o esta: Amo a la ‘que me saludó’, que = ella
lo más relativo, por ello o esto: Comprendo lo ‘que me dijiste’, que = esto
los más relativo, por ellos o estos: Trabajaré con los ‘que vienen pronto’, que = ellos
las más relativo, por ellas o estas: Se lo dedico a las ‘que me aplauden’, que = ellas

3

FUNCIÓN

Toda la oración adjetiva hace la función sintáctica de modificador del sustantivo que es su antecedente. El antecedente es el núcleo de un sintagma nominal que pertenece a una oración anterior; la oración adjetiva se integra en este sintagma nominal como si fuera un adjetivo calificativo. Puede aparecer tanto en el sujeto como en el predicado.

En ocasiones, entre el antecedente y el relativo aparece una preposición; esta no forma parte de la oración principal, sino que pertenece a la oración adjetiva e indica la función que el relativo realiza dentro de su propia oración:

El cuadro ‘del’ que he copiado este dibujo es de Goya
donde que es igual a cuadro, y, por lo tanto, podría decirse del cuadro he copiado este dibujo; de (+ el) señala la función que realiza el relativo en su oración: complemento circunstancial de lugar. Se reconoce porque al sustituir la oración de relativo por un adjetivo la preposición queda incluida en la sustitución: ‘del que he copiado este dibujo’ equivale a imitado.

Las oraciones adjetivas sustantivadas hacen las mismas funciones que un sustantivo en la oración simple: sujeto, complemento directo, complemento indirecto, atributo (véase Complementos).

A veces en este tipo de oraciones, delante del artículo y del relativo puede aparecer una preposición, ésta indica la función sintáctica que realiza el sintagma nominal formado por el artículo y toda la oración adjetiva sustantivada:

Daré el premio a los que se esfuercen’
Daré el premio a los esforzados

Se diferencia este caso del analizado anteriormente en que: a) el relativo no tiene antecedente; b) al hacer la sustitución de la oración de relativo por un adjetivo, la preposición y el artículo no quedan incluidos en esta sustitución, lo que demuestra que son elementos correspondientes a la oración principal y no lo son de la oración subordinada.

4

SIGNIFICACIÓN

Al igual que los adjetivos calificativos las oraciones adjetivas o de relativo pueden ser de dos tipos:

Especificativas: Delimitan la extensión del sustantivo que es su antecedente. No puede prescindirse de ellas porque se perdería información necesaria para la correcta comprensión de la oración. En: Las mujeres que vinieron ayer’ son enfermeras, la proposición adjetiva, que vinieron ayer, restringe el significado del sustantivo mujeres, que, de referirse de forma genérica a todas las personas del sexo femenino del mundo, pasa a indicar un número limitado de ellas, especificando que sólo las que llegaron el día anterior son enfermeras. La proposición adjetiva especificativa se une a la principal sin pausa ninguna ni comas.

Explicativas: Indican una circunstancia o cualidad del sustantivo al que completan. Al estar el antecedente ya determinado e identificado para los interlocutores, puede prescindirse de la proposición, porque lo que aporta no es una información necesaria para la correcta interpretación del texto. En: Los músicos, que estaban en el escenario’, interpretaron una hermosa canción, la proposición adjetiva aporta una circunstancia referida a la situación espacial de los músicos, pero no indica nada sobre lo esencial del enunciado: el que todos los músicos, sin excepción, interpretaron una hermosa canción. La proposición adjetiva en la lengua oral aparece entre dos pausas; en la lengua escrita se señala mediante comas.