Demostrativo y demostrativos

Articulos Recientes

Demostrativo y demostrativos

1

INTRODUCCIÓN

desmostrativo

Demostrativos

Los demostrativos pueden ser determinantes de los sustantivos a los que acompañan o pronombres que los sustituyen.

Corbis

Demostrativos, categoría léxica cuyos miembros determinan o sustituyen a los sustantivos y que sitúan a las entidades referidas por estos en el espacio, en el tiempo o en el contexto. Los demostrativos constituyen una clase cerrada, es decir, constituyen una serie finita que no admite fácilmente nuevos elementos.

2

FORMA

Las formas de los demostrativos en español son:

masculino singular: este, ese, aquel
masculino plural: estos, esos, aquellos
femenino singular: esta, esa, aquella
femenino plural: estas, esas, aquellas
neutro (sólo pronombre y singular): esto, eso, aquello

Otros demostrativos que tienen un comportamiento especial son:

masculino o femenino singular: tal
masculino o femenino plural: tales

Los demostrativos, al igual que el artículo, proceden del latín: iste para el primer término, ipse para el segundo y de un compuesto de illeeccu (m)-ille—aquel, para el tercero que, posteriormente, se reforzaron con la partícula met, ‘mismo’. De eccum, producto de la unión de un adjetivo y un adverbio latino, reforzado en el latín vulgar con iste se originaron aqueste y aquese. Los demostrativos, unidos a alter (pospuesto) dieron estotro, esotro y quillotro, comunes en la edad media. En la actualidad todas estas formas arcaicas han desaparecido de la lengua oral y de la escrita.

Las formas masculinas y femeninas pueden funcionar como determinantes o como pronombres. La diferencia entre determinantes y pronombres estriba en que los primeros acompañan a un sustantivo, mientras que los segundos van en su lugar, de ahí que exista forma neutra para los pronombres y no para los determinantes, puesto que no existen en español sustantivos neutros.

Todos los determinantes y los pronombres neutros se escriben siempre sin tilde; son incorrectas por tanto las formas *ésto, *éso y *aquéllo. El uso de la tilde diacrítica en los pronombres masculinos y femeninos tampoco es recomendable, salvo para evitar ambigüedades en el texto que puedan inducir a confusión, como en el siguiente ejemplo: El otro día nos visitaron mis tías. Vinieron con éstas personas que yo no conocía. Si se interpretara estas como determinante, se supondría que el oyente sabe quiénes son las personas desconocidas, lo que no se deduce de la lectura con éstas como pronombre.

Los demostrativos determinantes concuerdan con el sustantivo al que actualizan en género y número. Cuando el sustantivo comienza por a o ha tónica, a diferencia del artículo singular, el determinante debe mantener la forma femenina delante de él: esta agua, aquella aula pero no *este agua, *aquel aula. La utilización de las formas masculinas en estos casos se considera incorrecta y puede llevar a error en cuanto al género del sustantivo (véase Género).

3

FUNCIÓN

Los demostrativos pueden ser determinantes de los sustantivos a los que acompañan (esta pared, aquellos paraguas)o pronombres que los sustituyen (Apóyate en esta pared, no en `aquella´).

Como determinantes dentro de un sintagma nominal pueden anteponerse a determinantes o pronombres de diferentes tipos: indefinidos (esos pocos libros; estos otros), numerales (esos tres vasos; dame esos tres) o combinaciones de ambos (esos otros tres). También pueden preceder a los posesivos (con estos sus amigos). Este uso, culto y formal, solo es posible cuando anteceden a determinantes posesivos pero no a pronombres (*con estos suyos).

Si dentro del sintagma nominal concurren con otros determinantes, ocupan siempre el primer lugar, excepto con todo, que les precede: todos estos días.

Cuando van antepuestos al sustantivo impiden la aparición del artículo, lo que no ocurre si están pospuestos: esa casa / la casa esa / *la esa casa.

Tal es un demostrativo atípico pues no se comporta como el resto: puede posponerse al artículo (el tal Pedro) o a otro demostrativo (ese tal Pedro), pero no suele combinarse con otros determinantes. También puede posponerse al sustantivo, en cuyo caso es el artículo indefinido, en lugar del definido como ocurre con otros demostrativos, el que se antepone al sustantivo: En un asunto tal, es importante dialogar.

Los pronombres funcionan como núcleo de un sintagma nominal; hacen las mismas funciones que el sustantivo: sujeto, complemento directo, complemento indirecto, atributo, etcétera, y pueden ir complementados por sintagmas preposicionales con de (eso de ahí) o por oraciones de relativo (eso que te dije).

4

SIGNIFICACIÓN

Los demostrativos son elementos señaladores o deícticos. Es decir, sitúan en el espacio, en el tiempo o en el contexto las entidades referidas por los sustantivos a los que determinan o sustituyen.

El carácter deíctico de los demostrativos puede verse reforzado por adverbios como justamente o exactamente o por el indefinido mismo, que también concuerda en género y número con el sustantivo: Dijo estas mismas palabras; Dijo justamente estas palabras.

Cuando los demostrativos establecen deixis espacial o temporal, se toma como punto de referencia, subjetivo, la posición del hablante; este indica una distancia pequeña, ese indica una distancia algo mayor y aquel una distancia aún mayor con respecto al hablante. Puede establecerse un paralelismo con respecto a las distancias indicadas por los adverbios aquí, ahí y allí. Por este motivo, resultan extrañas, e incluso agramaticales, expresiones como estas de allí o aquellas de aquí. En otras lenguas, la división espacio-temporal no es ternaria sino binaria, como en inglés (this/that; here/there).

Los pronombres demostrativos pueden emplearse anafóricamente dentro de un texto, haciendo alusión a algo ya nombrado con anterioridad: Un perro vagabundeaba por la calle, este se acercó a mí, o catafóricamente, adelantando lo que se va a decir con posterioridad: Acordamos esto: que te iría a buscar a la estación. En este caso, el demostrativo debe aparecer inmediatamente antes de aquello que anticipa.

El demostrativo tiene un valor despectivo en determinados casos, mucho más acentuado si se utiliza la forma neutra para referirse a una persona: Me encontró ‘ésta’; te presento a ‘éste/esto’.

Los demostrativos aparecen también en expresiones fijas, por ejemplo esto es, a eso de, estar en esas, con que esas tenemos o en eso estamos.