Diptongos, triptongos e hiatos

Articulos Recientes

Diptongos, triptongos e hiatos

1

INTRODUCCIÓN

Textos poéticos

En un texto poético, diptongos, triptongos e hiatos pueden presentar características peculiares: sinéresis, sinalefas, diéresis...

Corbis

Diptongos, triptongos e hiatos, agrupación de dos vocales (diptongo) o de tres (triptongo) para formar una sola sílaba, y dos vocales en contacto que formansílabas diferentes (hiato).

2

DIPTONGO

Es el núcleo de una sílaba compuesta, formada por dos vocales, una abierta (a, e, o) y otra cerrada (i, u) o dos cerradas: fuero, hierro, cuyo valor a efectos fonéticos es el de una única vocal. Las combinaciones de vocales que puede adoptar un diptongo son las siguientes:

Creciente o ascendente con vocal i: ia; ie; io, tapia, pie, novio.
Creciente o ascendente con vocal u: ua; ue; uo: yegua, huelo, fatuo.
Decreciente o descendente con vocal i, ai (ay); ei (ey); oi; (oy), naipe, peine, hoy.
Decreciente o descendente con vocal u: au; eu; ou, aumentar, Europa, bou.
Homogéneo o neutro: iu; ui (uy), ciudad, cuidado.

En los dos primeros tipos, el núcleo silábico está formado por la vocal abierta; en el tercero, tanto i como u pueden ser núcleo o satélite, dependerá de dónde recaiga la mayor intensidad al pronunciar la sílaba. En los diptongos crecientes las vocales cerradas son semiconsonantes; en los decrecientes son semivocales. A estas articulaciones castellanas que tienen a la vez características vocálicas y consonánticas se las denomina yod (la i de un diptongo o triptongo, cuya pronunciación es más cerrada y breve que la de la vocal palatal [i]) y wau (la u de un diptongo o triptongo, cuya pronunciación es más cerrada y breve que la de la vocal velar [u]). Los diptongos crecientes en español son más frecuentes que los decrecientes.

El acento prosódico recae siempre sobre la vocal abierta. Cuando el diptongo está formado por dos vocales cerradas, el acento se pone en la segunda vocal, que es la que más se percibe; por esto el primer elemento se considera semiconsonante.

En la lengua oral, en una pronunciación muy rápida, dos vocales abiertas, unidas, pueden formar un diptongo si una de ellas se articula como cerrada. Lo mismo puede ocurrir con las vocales de las terminaciones de los participios de la primera conjugación tras la pérdida de la -d- intervocálica. Sin embargo, aunque esto suceda en un ambiente coloquial, no es admitido como correcto ni en la lengua oral cuidada ni en la escrita.

En los textos poéticos: 1) A la hora de establecer la rima, el poeta puede ignorar la vocal cerrada de los diptongos y tener en cuenta sólo la vocal abierta. 2) Pueden unirse dos vocales abiertas y formar un diptongo, contándose como una sola sílaba; es lo que se denomina sinéresis. 3) Cuando una palabra termina en vocal y la siguiente comienza por otra vocal, independientemente de que sean abiertas o cerradas, suelen unirse para formar una sola sílaba, produciéndose una sinalefa. 4) A veces el autor utiliza la facultad de provocar un hiato, al convertir en dos sílabas un diptongo por necesidades métricas; es lo que se denomina diéresis, porque con frecuencia se suele poner este signo ortográfico (¨) sobre la vocal cerrada para indicarlo.

3

TRIPTONGO

Es la unión de tres vocales en una sola sílaba; se produce cuando una vocal fuerte va entre dos débiles: averiguáis; la vocal abierta es el núcleo de éste. Los triptongos son:

iai: mediáis
iei: ansiéis
uai (uay): aguáis
uei (uey): menguéis
iau: miau
uau: guau

El triptongo se deshace en la segunda persona del plural del presente de indicativo y de subjuntivo en los verbos acabados en -iar, -uar: desconfiáis, situéis, quedando separado en dos sílabas, una con la vocal débil y otra con un diptongo.

4

HIATO

Grupo de vocales que, aunque aparecen juntas, se pronuncian en sílabas diferentes. Se produce hiato en las siguientes situaciones:

Cuando se juntan una vocal fuerte y otra débil y el acento recae sobre esta última: sa-bí-a, ba-úl.

Si las vocales que entran en contacto son abiertas: re-al.

Cuando la vocal cerrada no lleva acento de intensidad actualmente, pero la palabra de la cual deriva sí lo llevaba, o por otras razones de carácter etimológico: criar o piar, que proceden de los términos latinos creare y pipare, respectivamente.

Si se sigue una tradición etimológica, generalmente latina: cruel, trienio.

En algunos adjetivos terminados en -uoso: presuntuoso, fastuoso.

En los verbos terminados en -uir, aunque en la lengua escrita no se ponga tilde en el infinitivo ni en las palabras llanas derivadas de ellos: fluido, huida.

En palabras romances con sufijo que comienza por i tónica: jesuita, altruismo.

Ciertos verbos terminados en -iar, -uar, en las tres personas del singular del presente de indicativo y en la tercera de plural de los presentes de indicativo y subjuntivo.