Parlamento Europeo

Articulos Recientes

Parlamento Europeo

 

Parlamento Europeo, una de las principales instituciones de la Unión Europea (UE) y único de sus órganos cuyos integrantes son elegidos directamente por los ciudadanos de sus países miembros. Fue creado en 1952 como Asamblea Común para proporcionar un elemento democrático a la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). Cuando se crearon la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom), mediante el Tratado de Roma (1957), se amplió la Asamblea para abarcar a CECA, CEE y Euratom, conformando lo que ahora se conoce como Unión Europea. El nombre de Parlamento Europeo fue reconocido oficialmente en 1987 con la firma del Acta Única Europea.

Normalmente, las sesiones plenarias del Parlamento tienen lugar en Estrasburgo (Francia), sus comités de trabajo se reúnen en Bruselas (Bélgica) y su secretaría y demás órganos administrativos tienen sede en Luxemburgo. En la actualidad se compone de 732 miembros. Desde 1979 se eligen mediante sufragio universal cada cinco años. Los escaños se reparten entre los países miembros en función de la población de cada país. Los miembros del Parlamento Europeo, o eurodiputados, no se agrupan por países, sino por afinidad política, y se suelen formar coaliciones que no tienen en cuenta ni las barreras nacionales ni las ideológicas.

El papel del Parlamento Europeo en el seno de la UE está limitado por la subordinación de sus competencias al Consejo de Ministros y a la Comisión Europea, poderes legislativo y ejecutivo, respectivamente, del sistema de la UE. En teoría, el Parlamento está facultado para disolver la Comisión, pero esta prerrogativa nunca ha sido ejercida, debido al caos que provocaría y a que el Parlamento no tendría ningún control sobre el nombramiento de los comisarios. El Parlamento y la Comisión comparten algunas responsabilidades presupuestarias, aunque no con el mismo poder, pudiendo el Parlamento, en teoría, rechazar los presupuestos, pero sólo puede tomar decisiones sobre un porcentaje minoritario del gasto total, relativo a los gastos no obligatorios. Sus actuaciones legislativas no obligaban a los países miembros hasta la firma del Acta Única Europea y del Tratado de Maastricht de 1992. La primera autorizaba al Parlamento a revisar la legislación y a una toma de decisión conjunta en cuanto a tratados de adhesión y a acuerdos de asociación con terceros países se refiere. El segundo reforzaba esta toma de decisiones conjunta y creaba la posibilidad de que el Parlamento tuviera poder de veto sobre algunos temas, como por ejemplo, en relación al Mercado Único; también permitía que el Parlamento obligara a la Comisión a tener en cuenta algunas propuestas legislativas; y, por último, permitía que el Parlamento investigara la mala aplicación de las leyes de la UE.

Si bien la ampliación de potestades y funciones del Parlamento ha sido lenta y limitada, es probable que en el futuro su poder se encuentre también limitado y su actividad se desarrolle con lentitud: a pesar de ser la única institución supranacional elegida democráticamente en toda la Unión, y a pesar del principio de la UE de subsidiariedad (delegación de la autoridad en las instituciones locales competentes cada vez que ello sea posible), los poderes del Parlamento Europeo suponen una amenaza para la soberanía de los países miembros, y no pueden aumentarse a no ser que esos mismos estados acuerden unánimemente su ampliación.

Parlamento Europeo

Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo celebra sus sesiones plenarias (como la que muestra la imagen) en la sede de esta institución que se encuentra en la ciudad francesa de Estrasburgo.

Sarah Erringon/Hutchison Library